LICOR DE AJO

LICOR DE AJO

Receta encontrada en un Monasterio Budista del Tíbet, se macerarán 350 gr. de ajo triturado, con 1/2 de litro de licor de aguardiente, alcohol de 96º, el tarro de cristal se cerrara herméticamente y se  meterá en la nevera durante 10 días, al 11 día se filtrará con un colador muy fino o una gasa; se volverá  a meter en la nevera otros dos días y ya estará preparado para tomarlo de la siguiente forma.

 

A gotas con un poco de agua antes de empezar las comidas siguiendo la Tabla:

 

        Día             DESAYUNO             COMIDA            CENA

 

          1º                      1                                2                        3

          2º                      4                                5                        6

          3º                      7                                8                        9

          4º                     10                             11                       12

          5º                     13                             14                       15

          6º                     16                             17                       18

                     7º                     12                             11                       10             

          8º                      9                                8                         7

          9º                      6                                5                         4

         10º                     3                                2                         1

         11º                    15                              25                       25

         12º                    25                              25                       25

 

SE CONTINUARÁ ASÍ TOMANDO 25 GOTAS TRES VECES AL DÍA, HASTA TERMINAR EL PREPARADO. LA TERAPIA NO SE PUEDE VOLVER  A REPETIR ANTES DE 5 AÑOS.

TODO EL ORGANISMO SE RECUPERA

Este preparado de extracto de ajo limpia todo el organismo de las grasas y lo

libera de los cálculos depositados.

Mejora el Metabolismo y consecuentemente todos los vasos sanguíneos se hacen elásticos; deshace los coágulos de sangre, cura el diafragma  miocardio enfermo, la isquemia, la arteriosclerosis, sinusitis, la hipertensión arterial enfermedades broncopulmonares, el dolor de cabeza, la trombosis, la artritis, artrosis y el reumatismo, la gastritis, úlceras de estómago, las hemorroides, absorbe todo tipo de tumores internos y externos, cura los disturbios  de la vista y oído.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *